Prácticas Publicitarias Dirigidas a la Niñez y la Adolescencia

Fuente de la foto:

Durante el mes de junio, en el marco de la presentación del estudio exploratorio “Promoción y Publicidad de Alimentos y Bebidas No Saludables Dirigida a Niños en América Latina y el Caribe”, UNICEF realizó un llamado a todos los actores sociales, gobiernos, empresas y sociedad civil, a trabajar juntos para mejorar las prácticas publicitarias dirigidas a niños, niñas y adolescentes.

Esta investigación, realizada en conjunto con el Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá (INCAP), revela que las prácticas de promoción y publicidad de alimentos y bebidas no saludables dirigidas a niños, niñas y adolescentes, en especial la realizada en redes sociales, influencian el consumo de productos que pueden ocasionar obesidad infantil y enfermedades crónicas no transmisibles en la edad adulta. Esta situación y este tipo de publicidad vulneran el derecho de niños y niñas a disfrutar de un buen estado de salud, tal como lo establece el artículo 24 de la Convención sobre los Derechos del Niño (a).

Según datos recientes publicados por la revista médica The Lancet, cerca de 4 millones de niños en edad preescolar y al menos 16 millones de adolescentes en la región sufre de obesidad y sobrepeso, es decir, el 10% de la población menor de 18 años. Mientras que hasta hace un tiempo estos trastornos eran característicos de los entornos urbanos y de la clase media en países de ingresos medios-altos, nuevas evidencias sugieren que estos modelos están cambiando y afectan cada vez más a los niños de los sectores urbanos y rurales más pobres de países de ingresos bajos y medios.

El estudio de la UNICEF y el INCAP analizó las normativas que regulan este tipo de publicidad en los 32 países de la región, y concluyó que solo 10 de ellos cuentan con una medida que limite estas promociones y publicidades, que 16 corresponden a normativas gubernamentales, y que de ellas solo dos se conforman de guías académicas o recomendaciones de instituciones de prestigio, como es el caso de México que cuenta con la guía del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), y Chile que cuenta con las recomendaciones del Instituto de Nutrición y Tecnología de Alimentos (INTA). Además, se evaluaron 18 empresas de tres países, Argentina, Costa Rica y México, en las que se identificaron como canales de comunicación para promover sus productos entre niños, niñas y adolescentes 58 sitios web, 83 páginas de Facebook, 32 cuentas de Twitter y 29 canales de Youtube, sitios en los cuales estas empresas utilizan como método de influencia al consumo personajes, elementos de marca, diseños decorativos, a deportistas famosos, premios y regalos, además se constató que estos tres países carecen de regulaciones gubernamentales que limiten o prohíban la promoción y publicidad de alimentos y bebidas dirigidas a niños y niñas en Internet.

UNICEF hace también referencia a otros análisis, los cuales han demostrado que la falta de madurez y desarrollo cognitivo de los niños y niñas los hace más vulnerables a ser persuadidos por factores como la promoción y publicidad. Como ejemplos se citan los siguientes estudios:

– La exposición a apenas 30 segundos de comerciales de alimentos en televisión pueden influenciar las preferencias de los niños y niñas de preescolar.

– Hay una asociación significativa entre la prevalencia de niños y niñas con sobrepeso y el número de comerciales en los canales infantiles.

– La colocación de personajes o elementos de branding, diseños decorativos y endoso de deportistas famosos en el empaque influye en la percepción del sabor y las preferencias de niños y niñas.

UNICEF propone garantizar que la publicidad y el marketing no tengan un impacto negativo en los derechos de los niños, niñas y jóvenes, para lo cual es necesario regular este sector y eliminar la promoción y publicidad de alimentos y bebidas no saludables dirigida a la infancia, por lo que invita al sector privado a desarrollar estándares y programas que contribuyan a la creación de productos más saludables y técnicas de marketing responsables, que fomenten los derechos de los niños y niñas, la autoestima y un modo de vida saludable. Considerando el impacto que el sector empresarial tiene sobre las sociedades en general y sobre los niños y niñas en particular, la UNICEF ha trabajado con ellos el marco general de los “Derechos del Niño y Principios Empresariales”, en donde se identifican acciones que las empresas deben llevar a cabo para prevenir impactos negativos sobre niños y niñas, así como las medidas voluntarias que pueden adoptar para promover los derechos de la infancia, así se estipulan los ámbitos de la empresa en que se deben garantizar el bienestar y los derechos de niños y niñas:

– Lugar de trabajo: Eliminación del trabajo infantil; trabajo digno para jóvenes, padres y cuidadores; protección y seguridad de los niños y niñas en las instalaciones.

– Mercado: Seguridad de productos y servicios; marketing y publicidad responsables.

– Comunidad y medio ambiente: Medio ambiente; uso y adquisición de tierras; servicios de seguridad; emergencias; comunidad y gobierno.

Es por todo lo anterior que la jefa Regional de Salud de UNICEF, Luisa Brumana, ha señalado que: “La reducción en el consumo de alimentos y bebidas no saludables es sumamente importante, por ello invitamos a los gobiernos para que refuercen sus legislaciones y desarrollen políticas públicas que controlen o eliminen la promoción y publicidad de este tipo de alimentos dirigida a niños, con el objetivo de reducir los niveles de obesidad, mejorar su calidad de vida y prevenir el desarrollo de enfermedades crónicas en la adultez”.

Te invitamos a revisar el estudio en el link a continuación.

Estudio exploratorio sobre la promoción y publicidad de alimentos y bebidas no saludables dirigida a niños en América Latina y el Caribe