Política Nacional de Niñez y Adolescencia 2015-2025

Fuente de la foto:
Niñas, Niños y Adolescentes como Sujetos de Derecho

El documento “Política Nacional de Niñez y Adolescencia 2015-2025 (versión para Niños, Niñas y Adolescentes), publicado en 2016 por el Consejo Nacional de la Infancia, tiene como objetivo dar a conocer los aspectos más importantes de la Política Nacional de Niñez y Adolescencia 2015-2025, con las orientaciones que guiarán las acciones que se desarrollen en Chile relacionadas con la niñez y adolescencia en los próximos años.

La “Política Nacional de Niñez y Adolescencia 2015- 2025”, está dirigida a generar un nuevo trato para la niñez y adolescencia en Chile. En ese sentido, se establece que niños, niñas y adolescentes son sujetos de derechos, es decir, son titulares de sus derechos reconocidos en la Constitución Política de la República, en la Convención de Derechos del Niño y en los Tratados Internacionales ratificados por Chile.

La Política Nacional de Niñez y Adolescencia plantea que al 2025 los niños, niñas y adolescentes deben contar con condiciones que garanticen el ejercicio de sus derechos, sin distinción de origen, nivel social, género, pertenencia a pueblos indígenas, diversidad sexual, situación migratoria, discapacidad o cualquier otro factor de potenciales inequidades. Para ello, asume el interés superior del niño en todas las decisiones que tome el Estado y busca mejorar las condiciones sociales, económicas y culturales en que viven niños, niñas y adolescentes.

En el diseño de la nueva política, también se proponen nuevas instituciones independientes y autónomas para que los niños puedan acudir, entre ellas: La Defensoría de la Niñez y los Consejos Consultivos, que serían parte del nuevo Sistema de Garantías de Derechos de la Niñez de Chile y además observadores del cumplimiento de los derechos de niños y niñas.

La Política Nacional de Niñez y Adolescencia 2015-2025, aborda 5 áreas estratégicas, en las cuales hace hincapié y que definen sus acciones:

1. Familia y Comunidad: comprendidas como espacios privilegiados para el ejercicio de los derechos de niñas, niños y adolescentes.

2. Salud Integral y Bienestar: a través de esta área, se busca establecer las condiciones necesarias para el pleno desarrollo físico, mental y social, para ello se busca avanzar en que niños, niñas y adolescentes tengan acceso oportuno a servicios y prestaciones de salud de calidad.

3. Formación Integral e Inclusiva: entendida como un proceso más allá de la escuela, que también incluye a la familia y la comunidad como espacios fundamentales para el aprendizaje, dado que los espacios de educación y formación permiten ser parte de una sociedad más inclusiva, que respeta la identidad individual y la diversidad cultural, por lo que es importante que todos los niños, niñas y adolescentes puedan acceder a la educación.

4. Protección, reparación y restitución de derechos: el Estado es el que apoya y contribuye a que las familias cumplan su rol de garante de derechos; sin embargo cuando éstas no puedan cumplir su rol o cuando amenacen el bienestar de niñas, niños y adolescentes, es el mismo Estado el que debe protegerlos y ayudarlos. Además, en caso que sean víctimas de violencia se deben establecer los mecanismos necesarios para evitar la revictimización y restituir los derechos de las víctimas.

5. Participación: De acuerdo a su edad y a la evolución de facultades, las niñas, niños y adolescentes podrán ejercer la libertad de opinar e incidir en la vida familiar, comunitaria, cívica y social.

Te invitamos a leer el texto completo en el link al final de la nota: