Niños y Niñas y su Participación en la Vida Urbana

Fuente de la foto: Consejo Nacional de la Infancia
Día Mundial de las Ciudades

En las últimas décadas, nuestras ciudades han perdido gran parte de los espacios públicos como puntos de encuentro y de intercambio. Debido a la   elección del ciudadano adulto y trabajador como parámetro de desarrollo, las ciudades han dejado de satisfacer las necesidades primarias   de los niños, como la experiencia de jugar con sus amigos sin ser controlados por los adultos.

Desde ese diagnóstico, han existido varias iniciativas que han buscado transformar las ciudades desde la perspectiva de los niños y niñas entendiendo, como señala Francesco Tonucci, que una ciudad apta para los niños y niñas, será más apta para toda la diversidad de personas. Buscando que la niñez pueda opinar respecto a las decisiones de  planificación urbana, se han creado instancias de participación como los Consejos de Niños y Niñas, para que sean escuchados y tenidos en cuenta en la administración local.

En ese contexto, la ONG de arquitectura sostenible El Globus Vermell y Chiquitectos, proyecto español que busca implicar a los niños y niñas en el interés por el entorno, la ciudad y el desarrollo sostenible, publicaron el artículo “Metodología de participación infantil y objetivos en ciudad e infancia”, en que establecen algunos mecanismos para asegurar la participación de la niñez en los entornos públicos.

Las organizaciones a cargo del artículo rescatan la participación infantil como una de las etapas más relevantes en el desarrollo ciudadano de los niños y niñas, en especial en lo que se refiere al ámbito urbano.  Respecto a esto, sostienen sobre la implicación infantil que “debe producirse desde el inicio del proceso y debe finalizar con la materialización de sus propuestas”; es decir, no bastaría con simplemente consultar la opinión de niños y niñas, siendo fundamental incorporar sus visiones en todos los procesos de un proyecto urbano.

De esta forma, a través del programa Design for Change, movimiento internacional que buscar ofrecer a los niños y jóvenes una plataforma en la que poder poner en práctica sus ideas para cambiar el mundo desde sus entornos, rescatan una metodología que puede ayudar a incorporar a los niños en el desarrollo de los espacios públicos urbanos y que contendría los siguientes pasos: 1) siente, realizar un acercamiento real a los entornos para la identificación de sus problemáticas; 2) imagina, proceso en que se recopila la opinión de niños y niñas; 3) actúa, etapa con la que se busca facilitar los procesos para llevar a cabo proyectos nuevos; 4) comparte, etapa en la que se busca dar eco a las iniciativas; y 5) evolúa, mezcla de evalúa y evoluciona, paso en que se debe motivar la autocrítica y mejoramiento de los proyectos.

Te invitamos a leer este artículo completo en el link que adjuntamos al final de la nota.

Niños y Niñas y su Participación en la Vida Urbana