Niños Refugiados: Una Realidad Pendiente para el Mundo

Fuente de la foto:
Migración y los Derechos de los Niños y Niñas

Durante el año 2016, UNICEF publicó el estudio “Desarraigados, Una Crisis Creciente para los Niños Refugiados y Migrantes”. En él se presentan las cifras de la realidad que viven las niñas y niños migrantes y refugiados, y por primera vez se exponen datos de donde nacieron, hacia donde se dirigen y los peligros a los que se exponen los niños y niñas cuando abandonan su patria, para escapar de los conflictos armados.

Entre las cifras aportadas por UNICEF, se calcula que alrededor de 50 millones de niños del mundo atraviesan fronteras o deben trasladarse a la fuerza desde sus lugares de origen. De ellos, 28 millones lo hacen escapando de la violencia. Ante estos datos el informe de UNICEF realiza una aclaración esencial “Estos niños pueden ser refugiados, desplazados internos o migrantes, pero antes que nada, son niños, sin importar de dónde vienen, quiénes son y sin excepción alguna”.

Los niños ante situaciones de violencia son las personas más vulnerables. Así lo demuestra la cifra de niños refugiados que posee el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) pues supera el doble en 10 años. Uno de los factores que más preocupa y también genera alarma, es que los niños migrantes y desplazados están más expuestos a formas extremas de abusos y otros daños como el contrabando humano, la pobreza y exclusión, justo cuando tienen más necesidades de servicios y protección.

Teniendo como base las conclusiones del informe, UNICEF estableció 6 medidas para proteger a los niños migrantes y refugiados y otorgarles esperanza para el futuro:

1. Proteger a niños y refugiados migrantes, principalmente a los no acompañados, de la explotación y violencia.

2. Acabar con la detención de niños migrantes o que esperan obtener la condición de refugiados.

3. Mantener unidas a las familias como la forma más adecuada para proteger a los niños y concederles un status legal.

4. Mantener estudiando a todos los niños refugiados y migrantes y darles acceso a la salud y a otros servicios de calidad.

5. Insistir en la necesidad de abordar las causas subyacentes a los movimientos a gran escala de refugiados y migrantes.

6. Promover medidas para combatir la xenofobia, la discriminación y la marginación en los países de tránsito y de destino.

Cifras para una perspectiva mundial

Según el informe de UNICEF (2016), en el mundo 31 millones de niños viven fuera de sus países de nacimiento, de ellos 11 millones de niños son refugiados y solicitan asilo. A nivel mundial, los niños representan la mitad de todos los refugiados.

Entre los 10 países con mayor cantidad de refugiados se encuentran Asia y África. En tanto que Turquía, tiene el número más alto de refugiados bajo el mandato del ACNUR, y dada la alta proporción de refugiados que alberga, es el país receptor del mayor número de niños refugiados en el mundo.

A nivel regional, las cifras de migración y desplazamiento de niños son diferentes en todas las regiones del mundo, aunque se producen mayormente entre la misma región que alberga a sus países. De esta forma, según las cifras del informe, cerca del 86% de los refugiados de África encuentran asilo en otros países africanos. Mientras que la mitad de ellos, casi 3 millones de niños son forzados a dejar sus países y a enfrentar las realidades más duras. África posee una de las tasas más bajas de migración infantil en el mundo; sólo 1 de cada 90 niños vive fuera de su país de nacimiento.

Por su parte en América, 4 de cada 5 niños migrantes viven en Estados Unidos, México y Canadá. América alberga en total a 6,3 millones de niños migrantes, lo que equivale al 21% del total mundial. Mientras que sólo en América Central, el 43% de todos los migrantes, son niños.

En Asia, los países que albergan mayor número de niños refugiados son Jordania, Líbano, Pakistán y Turquía. En tanto que en 2015, cerca del 45% de los niños refugiados bajo el mandato del ACNUR, procedían de la República Árabe Siria y Afganistán.

Mientras que en Europa, más del doble de niños solicitaron asilo en la Unión Europea y la zona de libre tránsito en 2015 que en 2014, y en 2016 7 de cada 10 niños que solicitó asilo estaba huyendo de los conflictos en Siria, Afganistán e Iraq.

Finalmente, en Oceanía, los niños representan una proporción reducida de la población de migrantes, el 8% de todos los migrantes de la región, y es el destino de casi 7 millones de migrantes de otras regiones.

Conoce el documento completo en el siguiente link.

Desarraigados: Una Crisis Creciente para los Niños Refugiados y Migrantes