Las Representaciones de los Niños y Niñas Afectadas por una Catástrofe

Fuente de la foto: EFE
Desastres Naturales y los Derechos de los Niños y Niñas

La Fundación para la Superación de la Pobreza ha presentado el estudio “Jugando entre riesgos, representaciones, sentimientos e imágenes de niños y niñas afectados por tres siniestros ambientales en la región de Valparaíso” (2016), que ha contado con la participación de académicos y alumnos en práctica de la Universidad de Valparaíso.

La investigación recogió testimonios de niños y niñas entre 9 a 13 años de tres escuelas de la Región de Valparaíso afectadas por desastres socio-naturales: la escuela San Lorenzo de Cabildo, afectada por la sequía, la escuela La Chocota de Puchuncaví, en riesgo por la contaminación ambiental, y la escuela Federico Albert de Valparaíso, que debió ser desplazada a causa del mega incendio del año 2014.

El estudio considera ante todo que los siniestros no sólo son producto del efecto de la naturaleza, sino que también guardan relación con arreglos institucionales, normativos, culturales y económicos. En ese sentido, las catástrofes tienden generalmente a tener entre sus principales víctimas a la población en situación de pobreza y exclusión. Por ello, se considera más preciso nombrar a este tipo de eventos como desastres socio-ambientales en tanto la naturaleza no es la única causante de todos las aristas de un determinado desastre.

La metodología del estudio consistió en una combinación de técnicas cualitativas de investigación, como la construcción de dibujos, entrevistas grupales y cartas escritas por los niños, buscando capturar las representaciones subyacentes de los siniestros que afectan el hábitat comunitario de los niños y niñas.

Los resultados del estudio establecieron que los riesgos y siniestros son factores potenciales de vulneración de derechos, así como también lo es el desarraigo que implica el tener que abandonar sus barrios.

Asimismo, se identifica que los sentimientos o categorías que prevalecen en las representaciones que los niños y niñas hacen de su entorno y hábitat comunitario se definen en base a tres ejes: seguro-inseguro, propio-ajeno y rural-urbano. En el primer eje los lugares en que niños y niñas encuentran seguridad son mayormente sus casas y los lugares en los que juegan, mientras que la inseguridad se encuentra fuertemente ligada a aquellos lugares que presentan amenazas medioambientales como los espacios contaminados, y amenazas sociales como “la calle”, que pueden afectar su integridad física.

Por su parte, el segundo eje se relaciona con la forma en que niños y niñas se apropian su entorno, lo que se encuentra fuertemente relacionado con cómo una determinada área es entendida como un espacio de juego. En ese caso el hábitat es algo propio, mientras que cuando este hábitat se ve amenazado por una problemática socio-ambiental deja de ser considerado por los niños y niñas como suyo y pasa a ser parte de lo ajeno.

Mientras que el tercer eje hace referencia a la forma en que niños y niñas identifican el espacio rural como uno altamente estimulante en el que pueden encontrar ríos, playas y bosques, en contraposición a lo urbano, lugar en que identifican una mayor inseguridad puesto que en él cohabitan las industrias, el tránsito, la drogadicción y los asaltos, entre otros.

Así y relacionado con lo anterior, otra de las claves que entrega el estudio para entender el hábitat comunitario de los niños y niñas son los elementos de riesgo que perciben como amenaza a dicho hábitat: los desastres socio-naturales como sequías, inundaciones o contaminación ambiental; las patologías sociales como la delincuencia, drogadicción y violencia urbana; y la expansión urbana como la congestión, aglomeración y destrucción de los espacios de juegos.

Finalmente, los autores sostienen que aunque este informe se centra en un aumento de la siniestralidad socio-ambiental en la región de Valparaíso, de todas formas da cuenta de un fenómeno que se encuentra afectando a todo el país y que por lo tanto, y dado que los niños dependen de las determinaciones de los adultos, requiere de la acción y responsabilidad de la sociedad en general para “subsanar los serios déficits de gestión política y técnica a nivel local”.

Te invitamos a seguir conociendo más de esta interesante investigación en el link al final de esta nota en el que además encontrarás el detalle cada uno de los casos analizados y las preocupaciones que los propios niños y niñas registran sobre su entorno.

Jugando entre Riesgos: Representaciones, Sentimientos e Imágenes de Niños y Niñas Afectados por Tres Siniestros Ambientales en la Región de Valparaíso