Institucionalidad y Presupuesto Dedicado a la Niñez a Nivel Local

Fuente de la foto: Consejo Nacional de la Infancia
Protección y Garantías de los Derechos de la Niñez en el Territorio

En su Informe “Estructura e Inversión Municipal en Niñez y Adolescencia” el Consejo Nacional de la Infancia, describe la estructura municipal en materias de niñez y adolescencia y analiza la inversión pública a nivel comunal en este tema. Para ello el estudio aplicó una encuesta online a los municipios del país, abarcando al 97% del total de municipios de Chile.

El estudio entrega información relevante sobre los organismos municipales dedicados a niñez y adolescencia. El informe muestra que el 66% de los municipios del país presenta Oficinas de Protección de Derechos (OPD), que son las encargadas de generar estrategias de prevención y promoción de los derechos de niños y niñas a nivel local.

Se evidencia sin embargo una diferencia importante según el tamaño de la comuna, ya que mientras el 94% de las comunas grandes (sobre 9.400 habitantes) posee dicha oficina, sólo el 35% de las comunas pequeñas (menos de 9.400 habitantes) cuenta con ellas. Lo mismo ocurre con la inversión en recursos humanos destinados a las OPD, donde las comunas grandes cuentan con 9 funcionarios, mientras que las pequeñas sólo con 4.

Por su parte, el 21% de los municipios cuenta con Oficina de Infancia, un 35% con una Oficina de Juventud y 15% cuenta con ambas oficinas, aunque el 31% de los municipios no presenta ni OPD ni Oficina de Infancia. Al apreciar los resultados por zona se observa que hay más oficinas de infancia y/o juventud en municipios de zonas urbanas que de zonas rurales.

Asimismo, en relación al tamaño de los municipios, la encuesta determinó que mientras mayor sea la población de la comuna, aumenta la posibilidad de que el municipio tenga una OPD u oficina de infancia o juventud. De igual forma, se observa que la existencia de OPD u Oficina de Infancia ayuda a la formación de Consejos Consultivos de Niños, Niñas y Adolescentes, que son espacios de participación dirigidos a la niñez y adolescencia en donde pueden entregar propuestas al municipio sobre asuntos que le afectan.

El presupuesto de cada OPD asignado anualmente por el SENAME es cercano a los 52 millones de pesos en general. Cada Oficina de Infancia, en tanto, cuenta con un presupuesto anual promedio cercano a 41 millones de pesos, y cada Oficina de Juventud con 19 millones.

Por otra parte, se aprecia una escasa participación e incidencia comunal en los programas y prestaciones para la niñez y la adolescencia. Las comunas reciben recursos de diversos programas destinados a niñez y adolescencia, sin embargo estos no son administrados por los municipios, sino que sólo funcionan como receptores y ejecutores. Es así como, de un total de 77 programas revisados, se identifica que sólo en 7 de ellos los municipios tienen algún grado de incidencia.

En el informe se estima que la inversión en Niñez y Adolescencia en Chile es cercana a 5,6 billones de pesos, sin considerar la administración central de Ministerios y Servicios. De esta forma, el 74% de la inversión en niñez se realiza en el sector de educación, seguido por salud en un 22% y justicia con 3%, mientras que los demás sectores no alcanzan el 1%. De la inversión comunal en niñez y adolescencia, un tercio del financiamiento lo administra una sóla estructura municipal, principalmente el área de educación. Casi la totalidad de los recursos vienen del gobierno central.

El estudio clasifica además a las comunas según el de su población escolar de acuerdo al Índice de Vulnerabilidad Escolar (IVE), creado por JUNAEB. De esta clasificación se obtiene que los municipios que presentan menor grado de vulnerabilidad son aquellos que poseen OPD, Oficinas de Infancia u Oficinas de Juventud.

El estudio reconoce que existe un número importante de prestaciones o programas para NNA que llegan desde el nivel central hacia los municipios. Sin embargo, en su mayoría esta inversión a nivel local no es coordinada por el municipio, existiendo ausencia de una instancia local que sea capaz de organizar eficientemente todos estos recursos. De esta manera, el informe tiene como principal contribución el de sistematizar y recopilar información que anteriormente no había sido publicada acerca de gestión municipal para la niñez y adolescencia, entregando un diagnóstico sobre cuál es la magnitud de la inversión y las prestaciones para la población infanto-adolescente a nivel comunal, confeccionando un catastro de organismos municipales encargados en temáticas de infancia.

Estructura e Inversión Municipal en Niñez y Adolescencia