Formación de Valores Interculturales en Niñas y Niños

Fuente de la foto: Rusiana Lurchenko, Shutterstock
Día Internacional para la Tolerancia

La investigadora Daniela Benalcázar Chicaiza ha publicado recientemente su tesis doctoral “Formación de valores interculturales en las niñas y niños de 3 a 5 años de educación inicial en un Ecuador Pluricultural y multiétnico” (2015). Aquí se analiza la incorporación de la interculturalidad durante la etapa educativa inicial, incluyendo también la incorporación de los conceptos de identidad y cultura y la formación de valores interculturales en niños y niñas.

Ecuador es una sociedad con una gran diversidad cultural. Sin embargo, la realidad de los pueblos indígenas ha sido marcada por contradictorias transformaciones que han dado lugar al desconocimiento de su historia y cultura propia y a la desvalorización de sus raíces. Hoy en día, Ecuador está trabajando por eliminar estas brechas culturales a través de la implementación de la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI) correspondiente a la Constitución de 2008, la que “aspira a dar respuesta a las demandas de los pueblos y nacionalidades indígenas, afroecuatorianos y montubios desatendidos, excluidos y explotados históricamente”. La aplicación de esta Ley en el nivel de educación inicial es especialmente importante, ya que la formación durante los primeros años de vida de una persona “es la herramienta más favorable para impulsar la identidad cultural de los niños, así como la recuperación y conservación de los valores culturales de origen de la población infantil”.

Ante este contexto, la presente investigación busca ampliar la forma en que Ecuador retoma y recrea los ideales y valores de los pueblos originarios en la educación inicial, analizando la inclusión de la mirada intercultural en el sistema educativo. Para ello se llevaron a cabo encuestas y entrevistas a niños y niñas de 3 a 5 años, docentes, autoridades de centros infantiles y personas vinculadas a la temática desde distintos ámbitos.

Dos componentes conceptuales que dan sentido a esta investigación son la identidad y la cultura. La identidad se constituye dentro un campo socio cultural y se construye a partir de la diferencia y semejanza con otros. Para autores como Guerrero (2002) hay dos importantes características que la fundamentan, la primera es la durabilidad, entendiendo que la identidad es una construcción social sujeta a una dialéctica continua de construcción y reconstrucción, y la segunda es el reconocimiento social que hace posible su legitimación en la sociedad.

La cultura, por su parte, es un concepto que ha tomado diversos significado a través de la historia y dependiendo del autor y ámbito desde el que es estudiada, pero en general se ha insistido en la cultura como aquellos conocimientos que operan en los miembros de un grupo en un determinado momento y los elementos que la constituirían son los valores, normas, símbolos, lenguaje y conocimiento.

Ya que la educación ecuatoriana se presenta como intercultural, se puede sostener que los valores bajo los que se formarán los niños y niñas, es decir, aquellos preceptos relacionados con lo deseable, valioso y positivo que permiten la realización humana, ser reconocido como un buen miembro de la comunidad y contribuir efectivamente a conseguir los fines colectivos, serán los interculturales. Estos valores se relacionan con valores ambientales, culturales y sociales, respeto, autoestima, identidad cultural, creatividad, arte y cultura, desarrollo de habilidades, práctica de solidaridad y conciencia ciudadana desde una visión pluralista y democrática, entre otros.

Con estos conceptos en claro y tras la aplicación de las encuestas, entrevistas y observación tanto a niños y niñas, docentes y personas vinculadas al área, la investigadora ha podido establecer que el bilingüismo docente es inexistente en las escuelas que se ubican en las ciudades. Así el 71,79% de los encuestados habla únicamente el castellano, un 10,25% es bilingüe en lenguas extranjeras y únicamente quienes pertenecen directamente a pueblos indígenas habla la lengua correspondiente, como el 17,95% que habla kichwa como lengua materna.

Por otra parte, los docentes encuestados declararon en un 69,32% creer que los niños y niñas del sub nivel I y II de educación inicial no tiene conocimiento de la diversidad en su contexto cercano. Así mismo, el 100% de los docentes expresó la importancia de que niños y niñas conozcan los diferentes grupos étnicos y culturales presentes en Ecuador y además un 81,18% estima que la interculturalidad contribuye al desarrollo de una identidad que reconozca las raíces culturales de sus estudiantes. Junto a lo anterior, un 43,35% de ellos reconoció contar con personas de origen indígena en sus aulas o escuelas y, además, un 51,28% considera que la presencia de las culturas ancestrales en el currículo de educación inicial no está representada.

De esta forma, la autora concluye que pese a los esfuerzos por incorporarla en la educación ecuatoriana y al criterio unánime de los docentes respecto a su importancia y contribución, la educación intercultural se lleva poco a la práctica, aun cuando en algunos centros educativos la diversidad cultural se viva de forma cotidiana. Así, también considera que la interculturalidad se ha limitado a un hecho explicativo, especialmente porque existen vacíos que se evidencian en la formación profesional docente, en una aplicación disonante del currículo y en el trato folclórico del tema en las aulas e incluso en el manejo de los contenidos.

¡Revisa este texto completo en el link al final de la nota!

Formación de Valores Interculturales en las Niñas y Niños de 3 a 5 años de Educación Inicial, en un Ecuador Pluricultural y Multiétnico