Experiencias de Adolescentes LGBT en Establecimientos Educacionales

Fuente de la foto:
La Identidad de Género y los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes

La Fundación Todo Mejora, ha publicado el informe de resultados de la Encuesta Nacional de Clima Escolar en Chile (2016). En esta encuesta se recogen las experiencias y percepciones de niños, niñas y adolescentes lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) en sus respectivos establecimientos educacionales.

De acuerdo a estadísticas manejadas por la OCDE,  Chile es el segundo país en que más ha aumentado la tasa de suicidio adolescente en el mundo. Por su parte, las proyecciones de Naciones Unidas y del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) señalan que de no revertirse la situación, en los próximos 4 años los suicidios entre los jóvenes alcanzarán un rango de 300 por año. Una de las variables que influye en esta decisión es la caída en estados depresivos, que puede gatillarse por situaciones de discriminación, humillación y acoso que experimentan niños, niñas y adolescentes. Estas situaciones resultan especialmente frecuentes cuando se trata de niñez y adolescencia LGBT.

Pese a esto, tanto a nivel Latinoamericano como en Chile la carencia de datos sobre el acoso y la discriminación que los niños, niñas y adolescentes LGBT viven impide enfrentar esta problemática de la forma más adecuada posible. Ante esto, la Fundación Todo Mejora, apoyada por la organización Gay, Lesbian & Straight Education Network (GLSEN), ha liderado la recolección de datos empíricos no solo en Chile, sino que también en el resto de la región, prestando soporte técnico y guía a organizaciones provenientes de Argentina, Brasil, Colombia, México, Perú y Uruguay.

En este contexto se desarrolla en Chile la Encuesta Nacional sobre Clima Escolar, cuyo objetivo es promover políticas públicas para transformar los establecimientos educativos en espacios seguros y acogedores para los estudiantes LGBT. Este cuestionario ha sido aplicado a un total de 424 estudiantes de entre 13 y 20 años provenientes de las 15 regiones del país, de los cuales un 52.8% se identificaron como mujeres, 20.9% como hombres y un 8.5% como transexuales, mientras que un 74.2% señaló identificarse como gay o lesbiana, respondiendo de acuerdo a 6 ejes temáticos: seguridad escolar, comentarios LGBT-fóbicos, victimización, clima escolar hostil y ausentismo, bienestar y recursos y apoyo.

Los resultados son poco alentadores, pues la mayoría de los encuestados señala ser víctima de algún tipo de acoso o maltrato en las escuelas. Así, en lo que respecta a seguridad escolar, un 70.3% de los jóvenes indicaron sentirse inseguros debido a su orientación sexual. En cuanto a comentarios LGBT-fóbicos, un 94.8% dijo haberlos escuchado en la escuela, mientras que un 59.9% indicó que este tipo de comentarios provenía de parte de personal de la escuela.

Por otra parte, este estudio ha constatado que los estudiantes LGBT que han pasado por altos niveles de abuso verbal debido a su orientación sexual o expresión de género son más propensos al ausentismo de las clases, teniendo hasta 2 veces más probabilidades de faltar. Asimismo, debido a este tipo de abuso, un 76.2% de ellos reportaron altos niveles de depresión.

La victimización de los estudiantes LGBT es otra problemática que ha arrojado esta encuesta, pues un 62.9% de ellos declaró haber sido acosado verbalmente debido a su orientación sexual y un 59.9% debido a su expresión de género, a la vez que un 29.1% indicó haber sido agredido físicamente debido a su orientación sexual y un 28.6% debido a su expresión de género. Incluso, un 31.4% de los y las estudiantes señaló haber sido acosado sexualmente y un 31.1% indicó haber sufrido cyberbullying. Aún más preocupante es que la mayoría de los encuestados (59.4%) dijo no conocer una política contra el bullying en sus escuelas.

Desde Todo Mejora indican que estos hallazgos son consistentes con la evidencia internacional que señala que el bienestar y el derecho a una educación de calidad de los niños, niñas y adolescentes LGBT está permanentemente en riesgo. Para cambiar esta situación es necesario promover el aprendizaje de la diversidad sexual y la igualdad de género en las escuelas, lo que implica una necesaria capacitación a todos quienes trabajan con niños, niñas y adolescentes en temáticas de identidad sexual.

Más aún, conlleva fortalecer políticas públicas como la Ley de Garantías de Derechos de la Niñez y la Ley de Inclusión Escolar de modo tal que se garanticen efectivamente los derechos y bienestar de todos los niños, niñas y adolescentes chilenos; invertir en investigaciones que permiten contar con data y estadísticas para implementar programas sociales y educacionales; y, por último, trabajar en la visibilización de la gravedad de la violencia que los niños, niñas y adolescentes LGBT sufren, incluyendo el desarrollo de políticas antibullying en las escuelas que sean explícitas respecto a la protección de comunidades vulnerables.

Te invitamos a revisar esta encuesta y profundizar en las experiencias de los niños, niñas y adolescentes LGBT.

Encuesta Nacional de Clima Escolar en Chile 2016: Experiencias de Niños LGBT en Establecimientos Educacionales