El Rol de los Municipios en la Protección de la Niñez y Adolescencia en Chile

Fuente de la foto:
Las Instituciones Públicas y los Derechos de la Niños, Niñas y Adolescentes

La Asociación de Municipalidades de Chile (AMUCH), ha publicado recientemente el informe “¿Qué Está Pasando con los Niños, Niñas y Adolescentes? El Rol de los Municipios y la Infancia: Situación Actual, Avances y Desafíos” (2017), en el que buscan dar cuenta del rol que los municipios desempeñan en la protección de la niñez, las acciones que desarrollan en este ámbito y los desafíos que enfrentan en esta materia.

Las más recientes medidas sobre infancia avanzan hacia la creación de una nueva institucionalidad, la transferencia de mayores recursos, modificaciones a la normativa actual y mayor colaboración y trabajo interministerial, aunque no se habría hecho cargo de la participación periférica de los municipios en esta materia. Actualmente la responsabilidad que tienen los municipios en materia de infancia no está especificada de manera clara en la normativa que define el quehacer municipal.

En ese sentido, si bien la oferta programática actual para la niñez y adolescencia incluye más de 100 prestaciones diferentes en materias como educación, salud, justicia, cultura, seguridad pública, protección social y otros, representando esto una inversión de 5,6 billones de pesos, el porcentaje de esta oferta que corresponde ser ejecutado por los municipios es muy limitado, reduciendo además el rol de las municipalidades a la recepción y administración de recursos y la ejecución de las disposiciones que emanan del nivel central.

Pese a lo anterior, desde AMUCH sostienen que los municipios poseen una posición privilegiada para idear iniciativas que favorezcan el bienestar y la integración social de los niños, niñas y adolescentes, en tanto, como lo señala Zanzi (2005), son el espacio natural donde niños, niñas y adolescentes se desarrollan, y un ámbito de intervención privilegiado, ya que permite incluir y articular los recursos personales, familiares, comunitarios e institucionales más próximos a su vida.

Bajo esa perspectiva, muchos municipios han buscado involucrarse en el bienestar de la niñez y adolescencia en Chile. Ya en 1994 se celebró el Primer Encuentro Nacional de Alcaldes Defensores de la Niñez. Los municipios, a través de la Red de Municipios Chilenos Defensores de la Niñez, también presentaron propuestas para la elaboración de la “Política Nacional a favor de la Infancia y la Adolescencia 2001-2010” y una década más tarde cuatro municipios integraron una de las mesas técnicas que luego dieron forma a la “Política Nacional de Niñez y Adolescencia: Sistema Integral de Garantías de Derechos de la Niñez y Adolescencia 2015-2025”.

Junto con lo anterior, de acuerdo al Consejo Nacional de la Infancia (2016), el 20,4% de los municipios cuenta con un plan formal de infancia y en un 17% de ellos funciona un Consejo Comunal de Niños y Adolescentes. Además, 55 cuentan con una oficina de infancia, 271 se encuentran vinculados con el SENAME y el Ministerio de Justicia para la creación de Oficinas de Protección de Derechos de la Niñez (OPD), 268 municipios y 18 corporaciones municipales se encuentran inscritas en el registro de colaboradores del SENAME, 218 municipios fueron parte del programa SENDA Previene para enfrentar el consumo de drogas y 9 fueron parte del programa Abriendo Caminos que busca mejorar las condiciones de bienestar de los niños, niñas y adolescentes.

De esta forma, se advierte que el rol de los municipios en el bienestar de la  infancia ha estado limitado debido a que su responsabilidad en la materia no se encuentra debidamente especificada y, por lo tanto, las acciones y/o programas posibles de promover quedan a voluntad de las propias autoridades. Los mismos municipios mencionan que es posible favorecer la gestión hacia la infancia si se contase con mayor capacitación a los funcionarios en esta área; con mayor presupuesto o al menos disminuyese el nivel de desigualdad que existe entre los territorios y, por consiguiente, entre los municipios; y con mayores incentivos para fortalecer la institucionalidad comunal de la infancia, por lo que es urgente descentralizar la oferta programática del nivel central y fomentar el desarrollo de políticas locales de infancia en todas las comunas.

¡Puedes revisar este informe completo en el link al final de la nota!

¿Qué Está Pasando con los Niños, Niñas y Adolescentes? El Rol de los Municipios y la Infancia: Situación Actual, Avances y Desafíos