El Derecho de Niños y Niñas a ser Oídos en el Sistema de Justicia

Fuente de la foto:
Niñas y Niños y su Derecho a la Protección Integral contra la Violencia y el Abuso

Con el objetivo de conocer la opinión de los jueces de familia, sobre el derecho de los niños y niñas (0 a 14 años) a ser oídos, y la importancia que ellos le dan como uno de los componentes del interés superior del niño y la niña, Elena Salum, Sara Salum y Ricardo Saavedra, han publicado el artículo “Derecho de los Niños y Niñas a ser Oídos en los Tribunales de Familia Chilenos: La Audiencia Confidencial” (2015).

Para abordar esta investigación, se realizaron una serie de entrevistas semiestructuradas a jueces de familia de Valparaíso y Quillota, enfocadas en los procesos de los Tribunales de Familia, especialmente en la figura de la Audiencia Confidencial. La Audiencia Confidencial es la que toma el juez cuando escucha al niño, preferentemente en presencia de un funcionario del equipo técnico-psicosocial. En este sentido, el documento señala que no es posible lograr una real protección del principio del interés superior del niño sin el derecho a ser oído y a que el juez tome en cuenta su opinión.

El artículo 12 de la Convención establece que los Estados partes garantizarán al niño que esté en condiciones de formarse un juicio propio, el derecho a expresar su opinión libremente en todos los asuntos que lo afectan teniendo en cuenta sus opiniones, según su edad y madurez. Para ello, se dará al niño oportunidad de ser escuchado, en todo procedimiento judicial o administrativo que lo afecte, ya sea directamente o a través de un representante u órgano apropiado, de acuerdo a las normas de procedimiento de la ley nacional, lo que implica que niños y niñas son considerados como sujetos de derechos. La Convención también establece el principio de autonomía progresiva del niño y la niña, que quiere decir que a medida que éstos crecen y maduran adquieren mayor independencia de acuerdo a las etapas de su desarrollo.

Según lo señala la Ley de Tribunales de Familia, la audiencia confidencial hasta ahora, no es un procedimiento obligatorio para el juez de familia, sino que es realizada por petición generalmente de los abogados litigantes y no siempre responde a los intereses y necesidades de los niños y niñas, ni garantiza su acceso pleno a la justicia. Además la edad se convierte en un factor de exclusión en el acceso a la justicia de niños y niñas menores de 5 años, pues los deja sin oportunidad de acceder al derecho de ser oídos, dado que sus intereses y necesidades son interpretados por terceros, dado que los jueces a menudo no entrevistan confidencialmente a menores de 5 años, provocando que su participación en procesos judiciales donde se decide su futuro sea casi inexistente.

La investigación señala que la toma de decisiones del juez de familia considerando la opinión de niños y niñas se realiza pocas veces y sólo como una forma de cumplir el procedimiento y cuando se realiza no se entrega información sobre el contenido de la opinión y el peso que tiene ésta en la sentencia. Muchas veces, se debe a la falta de especialización de los jueces de familia, lo que dificulta que se considere la opinión de niños y niñas menores de 4 años y depende sólo del interés del juez por mejorar su capacitación en el tema.

En este ámbito, los Tribunales de Familia tienen dos desafíos que enfrentar: Primero, el poder judicial mediante su academia judicial debe realizar una tarea sistemática de capacitación a sus jueces para escuchar a niños y niñas en su decisión. En segundo lugar, debe capacitarse a jueces y abogados en metodologías de entrevista y en procedimientos con menores de poca edad se debe incorporar dibujos, proyecciones y otras técnicas psicológicas que permitan conocer deseos, necesidades especiales y su autonomía como sujetos de derechos. Se propone la creación de la figura del defensor del niño y la niña, como una forma de garantizar independiente del Estado sus derechos.

Te invitamos a leer el texto completo en el link al final de la nota.

Derecho de los Niños y Niñas a ser Oídos en los Tribunales de Familia Chilenos: La Audiencia Confidencial