El Bienestar de los Estudiantes Chilenos

Fuente de la foto:
Día del Estudiante

Desde el año 2000 que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) viene desarrollando el Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), cuyo objetivo es poder medir los conocimientos, aptitudes y competencias de los estudiantes a partir de los 15 años a través de exámenes estandarizados que se aplican en diversos países, Chile entre ellos. La última medición se llevó a cabo el año 2015 y desde ella se han desprendido una serie de análisis, entre los que se encuentra una medición de Bienestar Subjetivo que evalúa diferentes aspectos del desarrollo psicológico, cognitivo, social y físico de los estudiantes.

La más reciente aplicación del examen estandarizado PISA ha consultado a los alumnos no solo sobre los conocimientos específicos de las diferentes materias evaluadas, sino que también sobre su satisfacción con la vida, incluyendo un apartado especial sobre bienestar escolar y la pregunta “¿Qué tan satisfecho estás con todo lo que es tu vida actualmente?”. Para esta pregunta, los estudiantes chilenos puntuaron un promedio de 7,4 en una escala de 1 a 10, lo que si bien los sitúa dentro del promedio de países OCDE (7,3), los transforma también en los estudiantes más insatisfechos con su vida a nivel latinoamericano, situándose bajo el promedio (7,9).

Respecto al bienestar escolar, en esta edición de PISA se estudiaron 3 dimensiones que dan cuenta de la satisfacción de los estudiantes con su entorno educativo: la ansiedad académica, el apoyo parental y los índices de satisfacción. Estos componentes no solo indican satisfacción respecto a la escuela, sino que además se relacionan directamente con el bienestar personal de los niños y niñas, pues “mientras mayor es la ansiedad académica, menos es la satisfacción reportada por los estudiantes”, a la vez que, “a mayor apoyo parental y sentido de pertenencia, mejores son los índices de satisfacción”.

De esta forma la evaluación del bienestar incluyo consultas sobre afirmaciones como “con frecuencia temo que dar una prueba va a ser difícil para mí”, “me preocupa que voy a tener malas notas en el colegio”, “incluso si estoy bien preparado para una prueba me siento muy angustiado”, “mis padres están interesados en mis actividades en el colegio”, “mis padres apoyan mis esfuerzos y logros educativos”, “me siento como un extraño en el colegio”, “hago amigos fácilmente en el colegio”, “siento que pertenezco al colegio”, entre otras. Para la medición de las respuestas se estableció 0 como el punto de referencia en donde un menor número representa menor ansiedad y números mayores representan mayor apoyo parental y mayor sentido de pertenencia.

Así, los resultados indican que los estudiantes chilenos promedian 0,1 en lo que se refiere a ansiedad académica, un grado levemente mayor al promedio OCDE (0,0), pero mucho menor que el promedio en América Latina (0,4); por otra parte, el promedio chileno se encuentra dentro del promedio OCDE en materia de apoyo parental, no presentando grandes diferencias con los demás países de la región; mientras que, en lo que se refiere a sentido de pertenencia, Chile promedia -0,04 puntos, obteniendo peores resultados que el promedio OCDE (0,02), pero mejores resultados que el promedio latinoamericano (-0,19).

Además, el reporte indica que los resultados de los niños y niñas chilenas dan cuenta de una seria diferencia socioeconómica, pues en general los estudiantes pertenecientes a los quintiles más bajos presentan un mayor grado de ansiedad (-0,1 vs 0,2), menor apoyo parental (-0,1 vs 0,3) y menos sentido de pertenencia escolar que aquellos pertenecientes a los quintiles más altos (-0,1 vs 0,3). También se encontraron grandes desigualdades al analizar los resultados por género, en donde las niñas presentan mayor grado de ansiedad (0,2 vs 0,0) y menor apoyo parental (-0,03 vs 0,05) que sus pares varones.

En conclusión, este reporte de PISA 2015 da cuenta de la directa relación entre el bienestar escolar y la satisfacción con la vida, resaltando la importancia de crear mejores ambientes escolares en que los niños y niñas puedan crecer sin ansiedad y con una autoestima fortalecida, a la vez que invita a Chile a trabajar en la profunda desigualdad económica y de género que afecta a sus estudiantes. Sobre estos temas se ha pronunciado Carlos Henríquez, Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación y ha sostenido que “esto confirma la importancia de la experiencia escolar en el bienestar de los jóvenes, por lo que se reafirma la necesidad de comprender la calidad educativa como un concepto mucho más amplio y complejo que los que nos reportan las pruebas de aprendizaje”, añadiendo además que “tenemos que trabajar el bienestar con un enfoque de género”.

Fuentes:

Artículo, PISA: Bienestar escolar impacta fuertemente en la satisfacción de los estudiantes chilenos con su vida, Agencia de Calidad de la Educación

http://www.agenciaeducacion.cl/noticias/pisa-bienestar-escolar-impacta-fuertemente-la-satisfaccion-los-estudiantes-chilenos-vida/

Artículo, PISA: Bienestar escolar impacta en la satisfacción de los estudiantes de Chile con su vida, El Dinamo

http://www.eldinamo.cl/educacion/2017/04/19/pisa-bienestar-escolar-impacta-en-la-satisfaccion-de-los-estudiantes-de-chile-con-su-vida/

Artículo, Escolares chilenos son los menos satisfechos con su vida a nivel Latinoamericano, EduGlobal

http://www.eduglobal.cl/2017/04/20/escolares-chilenos-son-los-menos-satisfechos-con-su-vida-a-nivel-latinoamericano/